sábado, 11 de junio de 2011

Manal Al-Sharif: una heroina anónima (1)

Manal al Sharif es asesora de seguridad informática y tiene 32 años. El 21 de mayo conducía un coche en compañía de su hermano, Muhammad al Sharif, cuando unos agentes de tráfico les dieron el alto. Inmediatamente les detuvieron aunque a las pocas horas fueron liberados tras hacerles firmar unas declaraciones en las que se comprometían a que Manal al Sharif no volvería a conducir en Arabia Saudí.

En la madrugada del día siguiente los dos fueron detenidos de nuevo e interrogados: Muhammad quedó libre pero Manal fue trasladada a una prisión de mujeres de Dammanm, donde permaneció recluida.


Manal participaba en la campaña “Women 2 Drive” (Mujeres al volante) contra la prohibición de  que las mujeres conduzcan en Arabia Saudí. Se trata de una campaña pacífica en la cual las mujeres se graban conduciendo y hacen públicas en la web las imágenes. Manal había subido a YouTube un vídeo de este tipo.


Este vídeo, que lleva más de un millón de visitas en Youtube, es parte de la campaña on line que ha liderado Manal por el derecho a conducir. Una campaña que anima a las mujeres saudíes a salir a conducir el 17 de junio: sólo las que tengan un permiso de conducir obtenido en el extranjero. Pide también que voluntarios enseñen a conducir a otras mujeres mientras esperan un cambio institucional y que los participantes se graben a sí mismos y difundan sus vídeos.

La campaña no se ha detenido con su arresto. Todo lo contrario. La solidaridad con su caso ha provocado lo que parecía imposible hace unos meses. Más mujeres saudíes han seguido el ejemplo de Manal, grabándose conduciendo y compartiéndolo a través de Youtube, con vídeos como los que pueden verse aquí, y se espera que, en reacción a esta detención, muchas mujeres tomen las calles en sus coches el próximo día 17 de junio.

Además de su detención, las autoridades del país han cerrado la cuenta de twitter de Manal y su espacio en facebook. Como suele suceder cuando una iniciativa se reprime, la campaña que pide su liberación no deja de crecer a través de las redes sociales, con más de 25.000 seguidores en la página de facebook “Todos somos Manal Al-Sharif” y miles de mensajes y contenidos asociados a #freemanal en twitter:






















 El 31 de mayo y gracias a la presión interna y externa, Manal Al-Sharif fue liberada aunque bajo libertad condicional y tras firmar una declaración de que no volvería a conducir. Los cargos no han sido retirados, pero se espera que no se usen de nuevo contra ella. La propia Al-Sharif escribió una carta al rey Abdullah y más de 45.000 saudíes firmaron una petición por su liberación. Amnistia Internacional también envió un llamamiento firmado por unas 15.000 personas. De momento los cargos contra ella se mantienen y las condiciones para su liberación incluyen no conducir y no hacer declaraciones públicas.

 Las mujeres continúan subordinadas a los hombres de acuerdo al Derecho de Familia, que abarca todo lo referente al matrimonio, el divorcio, la custodia de los hijos, la sucesión, la propiedad, la elección del lugar de residencia, la educación y el empleo. La prohibición que impide que las mujeres conduzcan existe desde que se fundó el Estado Saudí en 1932 . 

En un contexto de movilizaciones y cambios en la región, cada vez resulta más llamativa la ausencia de derechos de las mujeres en un país que sigue siendo aliado de las potencias occidentales. Cada año que pasa es más insostenible la discriminación y mayor la repercusión de iniciativas que reivindican la igualdad y que se extienden por los distintos espacios de Internet. El 17 de junio podría ser el día en que se consoliden estas reivindicaciones en un país que, tarde o temprano, tendrá que dejar de ignorar a la mitad de su población.