REFUGEES WELCOME TO CATALONIA: A PRACTICAL GUIDE

lunes, 28 de octubre de 2013

Diálogo con la muerte el Día de Todos los Santos

Llega el 1 de noviembre, el Día de Todos los Santos, el día de los Muertos, y muchas veces los más pequeños nos hacen preguntas a las que no sabemos dar respuesta:

--Oye, ¿y después de la muerte, qué hay?

Preguntas que a veces también nos hacemos nosotros mismos y a menudo no sabemos qué contestar.


Este es un ejemplo de las preguntas que surgen del diálogo entre los personajes del libro Max y su sombra escrito publicado por la Editorial Proteus de Barcelona.

Max y su sombra es una historia entrañable entre un chico y su sombra, un diálogo donde los silencios son más importantes que las palabras. Un diálogo con respuestas sencillas a preguntas que nos hemos hecho desde que el mundo es mundo y que solo los niños se atreven a preguntar, con una inocente crudeza.

--Pero, ¿no te dan pena los muertos?

Max y su sombra es, ante todo, una historia que permite al adulto reforzar el equilibrio emocional del niño a través del personaje principal, reflexionar sobre los factores de riesgo asociados a la depresión en niños y adolescentes y hablar de la pérdida de un ser querido, al tiempo que transmitir el placer de la lectura.

En contra de lo que pueda parecer, Max y su sombra no es un libro triste, sino optimista:

--¡Cuantas estrellas! --pensó Max-- ¡Parece una fiesta!

El escritor mallorquín Gabriel Janer Manila establece una distinción entre 'obras de iniciación' y 'obras iniciáticas'. Las obras de iniciación narran las aventuras de un protagonista con un objetivo determinado. Su recorrido descubre al personaje principal el sentido de la vida. Las obras iniciáticas, son aquellas donde el lector es quien se inicia. Permiten al lector, joven o adulto, reflexionar sobre algún tema central de su propia existencia.

Max y su sombra es ambas: una historia de un niño que conoce a la muerte, dialoga con ella  y no la teme al tiempo que con sus reflexiones, lleva al lector hacia una iniciación reflexiva e intensa sobre la muerte humana ya sea por vejez, enfermedad, accidente o suicidio. Max y su sombra no es exclusivamente literatura infantil. Se dirige a lectores entre los 9 y 99 años que quieren paladear buena literatura.

Las palabras y silencios de Max y su sombra beben de dos clásicos de la literatura infantil: El pato y la muerte de Wolf Erlbruch y El Principito de Antoine de Saint-Exupéry. Y sus palabras no tendrían la fuerza y delicadeza que transmiten al lector si no fuesen acompañadas por las sutiles ilustraciones de Laura Borràs: pinceladas que acarician al lector con suavidad, calidez y dulzura. En el preciso momento en que acabamos la lectura ya lo echamos de menos.