REFUGEES WELCOME TO CATALONIA: A PRACTICAL GUIDE

lunes, 3 de febrero de 2014

Amnistía Internacional: Buenas noticias del Yemen

Desde que Amnistía Internacional comenzó su andadura en 1961 se han logrado cosas extraordinarias. Así lo cuenta en primera persona Hafez Ibrahim que fue condenado a muerte en Yemen por un homicidio cometido cuando era menor. A mediados de 2007 envió desde la prisión un texto a un investigador de Amnistía Internacional, advirtiendo de su ejecución inminente. Según afirma, la acción de Amnistía Internacional le salvó la vida.


"Amnistía Internacional me salvó la vida"


“Le debo la vida a Amnistía Internacional”, declaró Hafez Ibrahim. “Ahora dedico esa vida a luchar contra la pena de muerte y a sensibilizar a la gente sobre los derechos humanos”. 

Hafez Ibrahim tenía 16 años cuando asistió a una boda en su localidad natal de Ta’izz. Todo el mundo estaba muy animado, y la mayoría de los hombres iban armados. En un momento dado, las celebraciones degeneraron, estalló una pelea, un arma se disparó y una persona murió.

Un desconcertado Hafez fue más tarde condenado a muerte por el homicidio. No se le permitió apelar. A mediados de 2007 consiguió hacerse con un teléfono móvil en la Prisión Central de Ta’izz y envió un mensaje desesperado a Lamri Chirouf, investigador de Amnistía Internacional que, desde su sede en Reino Unido, trabaja sobre Yemen. El texto decía: “Hermano Lamri, van a ejecutarnos. Por favor, ponte en contacto”.

“La noticia nos dejó anonadados y de inmediato enviamos llamamientos al presidente y las autoridades yemeníes”, 
explicó Lamri. “También movilizamos a nuestra membresía emitiendo una Acción Urgente en favor de Hafez.”

El presidente respondió ordenando la suspensión de la ejecución para que hubiera tiempo de obtener el indulto de la familia de la víctima. El indulto no se produjo, y la ejecución se fijó entonces para el 8 de agosto de 2007. Amnistía Internacional volvió a enviar llamamientos al presidente, que ordenó una nueva suspensión de la ejecución. La familia de la víctima accedió entonces a aplazar la ejecución hasta después del mes sagrado de ramadán, y el 30 de octubre de 2007, accedió al indulto de Ibrahim a cambio de una diya (indemnización).  Hafez fue puesto en libertad.

Hafez estudia ahora tercer curso de derecho en la Universidad de Saná. En marzo de 2010, tras una emotiva reunión con Lamri en Yemen, describió su determinación de sacar el máximo provecho de la vida que le fue devuelta.

+ info:  https://www.es.amnesty.org/quienes-somos/por-quien-trabajamos/hafez-ibrahim-yemen/