REFUGEES WELCOME TO CATALONIA: A PRACTICAL GUIDE

miércoles, 25 de julio de 2012

Victor Jara

Hoy, Juan Carlos Regojo nos presenta al cantautor chileno y símbolo de resistencia, Victor Jara. Aunque hoy se sabe que el mito de que le cortaran las manos para que no siguiese tocando la guitarra, no es cierto, poco importa, la tortura no es medible, y lo que sí se puede contrastar es que murió brutalmente torturado. A principios de diciembre de 2009 se realizó un nuevo funeral en Santiago de Chile, pero esta vez no en la clandestinidad.


              Antecedentes


... Previsiblemente, el 11 de septiembre de 1973 se produjo el golpe de estado dirigido por el general Augusto Pinochet. El presidente Allende fue asesinado en el palacio presidencial (más conocido como La Moneda). Se desató una cruenta represión y miles de personas fueron detenidas, torturadas, y muchas de ellas fusiladas sumariamente en el Estadio Nacional de Chile.     




                   Tortura y asesinato de Víctor Jara

El mismo 11 de septiembre  le sorprende en la Universidad Técnica del Estado, siendo detenido junto a profesores y alumnos. Lo llevan al Estadio Chile donde permanece detenido varios días. Según numerosos testimonios, le torturan durante horas, golpeándole las manos hasta rompérselas con la culata de un revólver y finalmente le acribillan el día 16 de septiembre y el cuerpo es encontrado el 18 del mismo mes.


 El día 19 su esposa, Joan Jara, descubrió el cadáver en la Morgue de Santiago.


Joan Jara: "El deposito está tan repleto que los cadáveres llenan todo el edificio, incluyendo las oficinas. Un largo pasillo, hileras de puertas y, en el suelo, una larga fila de cadáveres, algunos con aspecto de estudiantes, diez, veinte, treinta, cuarenta, cincuenta... y en mitad de la fila descubro a Víctor.
Era Víctor, aunque le vi delgado y demacrado. ¿Qué te han hecho para consumirte así en una semana? Tenía los ojos abiertos y parecía mirar al frente con intensidad y desafiante, a pesar de una herida en la cabeza y terribles moratones en la mejilla. Tenía la ropa hecha jirones, los pantalones alrededor de los tobillos, el jersey arrollado bajo las axilas, los calzoncillos azules, harapos alrededor de las caderas, como si hubieran sido cortados por una navaja o una bayoneta... el pecho acribillado y una herida abierta en el abdomen... las manos parecían colgarle de los brazos en un extraño ángulo, como si tuviera rotas las muñecas... pero era Víctor, mi marido, mi amor".

Los periódicos chilenos apenas dieron alguna nota escueta sobre la muerte del cantante, y siempre omitiendo el modo en que ocurrió, o sobre el entierro "celebrado en la intimidad familiar". Pero una noche mientras se emitía por televisión una película de vaqueros, la imagen quedo sin voz para después sonar fugazmente la Plegaria a un labrador. Esto fue un grave delito, pues todos los discos de la Nueva Canción Chilena fueron quemados públicamente y las canciones prohibidas.
Como homenaje, a 30 años del Golpe Militar, en septiembre del 2003 el "Estadio Chile" cambió de nombre por el de "Estadio Víctor Jara"


       Plegaria a un labrador


Levántate y mira la montaña,
de donde viene el viento, el sol y el agua.
Tú, que manejas el curso de los ríos,
tú, que sembraste el vuelo de tu alma.

Levántate y mírate las manos,
para crecer, estréchala a tu hermano.
Juntos iremos unidos en la sangre.
Hoy es el tiempo que puede ser mañana.

Líbranos de aquel que nos domina en la miseria.
Tráenos tu reino de justicia e igualdad.
Sopla como el viento la flor de la quebrada.
Limpia como el fuego el cañón de mi fusil.
Hágase por fin tu voluntad aquí en la tierra.
Danos tu fuerza y tu valor al combatir.

Sopla como el viento la flor de la quebrada.
Limpia como el fuego el cañón de mi fusil.

Levántate y mírate las manos,
para crecer, estréchala a tu hermano.
Juntos iremos unidos en la sangre,
ahora y en la hora de nuestra muerte.
                      Amén.
Autores: Víctor Jara y Patricio Castillo (1968)
Álbum: El derecho de vivir en paz (1971)
Hay una primera versión que hace con Quilapayún en 1968

      ____________


     
Juan sin Tierra

Voy a cantar el corrido
de un hombre que fue a la guerra,
que anduvo en la sierra herido
para conquistar su tierra.

Lo conocí en la batalla
y entre tanta balacera                  
[balacera (de balas): tiroteo]
el que es revolucionario
puede morir donde quiera.

El general nos decía:
"Peleen con mucho valor,
les vamos a dar parcelas
cuando haya repartición."

Mi padre fue peón de hacienda
y yo un revolucionario,
mis hijos pusieron tienda,
y mi nieto es funcionario.

Grito Emiliano Zapata:
"Quiero tierra y libertad",
y el gobierno se reía
cuando lo iban a enterrar.

Vuela, vuela palomita,
párate en aquella higuera,
que aquí se acaba el corrido
del mentado Juan sin Tierra.
Compuesta por Jorge Saldaña en 1910
Álbum: Pongo en tus manos abiertas (1969)
Simbólico funeral de Víctor Jara:
http://noticias.123.cl/entel123/html/Tele13/Noticias/Chile/390850.html



 ____________


Esta canción de Labordeta es para mí el mejor homenaje que se halla hecho a Víctor Jara, y solo dos años después de su muerte.




    Homenaje a Víctor Jara


Repito estas palabras
con voz que se me escapa
a sitios donde crecen
el crimen, la amenaza,
la fiera soledad
de los que a hierro matan.

Pienso en la última tarde
cantando tus canciones
frente a la gran montaña,
pienso en tu muerte sucia,
batido por los golpes,
los gritos y las balas.

Escucho tus silencios,
largos como la lluvia
regresando a tu casa.
Repito tus caminos,
tus ojos, tus mañanas,
perdidos por el agua.

Grito tu voz clavada
contra el alba desnuda
levantándose izada
como un toro que surge
en una tarde clara
frente a la tierra parda.

Repito estas palabras
con voz que se me escapa
a sitios donde crecen
el crimen, la amenaza,
la fiera soledad
de los que a hierro matan.

Pienso en la última tarde
cantando tus canciones
frente a la gran montaña,
pienso en tu muerte sucia,
batido por los golpes,
los gritos y las balas.





Letra y música: José Antonio Labordeta
                        (Presentador de "Un País en la mochila")
Álbum: Tiempo de espera (1975)