REFUGEES WELCOME TO CATALONIA: A PRACTICAL GUIDE

viernes, 12 de julio de 2013

El príncipe seductor: Ise Monogatari




Según la Wikipedia: El Ise Monogatari (伊勢物語?), es una colección japonesa de relatos cortos acerca del poeta Ariwara no Narihira, nieto del Emperador Heizei y que, aparentemente, no es mencionado en el texto, aunque sí lo hace de una manera muy velada en la forma de un enigmático Coronel Zaigo (在五). Zai es la lectura china (音読み - On'yomi) del primero de los dos ideogramas del apellido de Narihira, Ari (在), y go (五) significa cinco: Narihita era el quinto varón de la familia. La recopilación data del siglo X, durante el período Heian.
Pues bien, hoy quiero compartir con vosotr@s una entrada que he encontrado en el blog Terrario que me ha gustado mucho:



La figura del príncipe Narihira es una sombra extraña dentro de la literatura japonesa. Muchos dicen que es una simple figura de ficción. Otros dicen que es un simple pseudónimo tras el cual podían uno o más consumados poetas. Sea como sea, Sin importa su veracidad u origen, El príncipe Ariwara no Narihira es protagonista de una de las obras más importantes del país del lejano oriente: El Ise Monogatari.




Dentro de este libro, se narran varios episodios de la vida del príncipe. Sin embargo, a diferencia de muchas epopeyas occidentales donde se celebran las batallas y defensa de los débiles por parte de sus protagonistas, aquí encontramos a Narihira con diversas amantes a lo largo de los años. La mayoría de los apartados de la obra discurren en estos encuentros y el intercambio de diversos poemas entre hombre y mujer o pretendiente y pretendida. La prosa se acompaña con la poesía y vemos que las palabras normales desaparecen para hacerle paso a composiciones poéticas llenas de un sentir único.



LXXV

Mi ropa exprimía,

empapada en llanto.

Lo que salía

era tu dureza

que iba goteando


Los japoneses consideran al Ise Monogatari una de las obras cumbres de su literatura. Ha sido tan popular a lo largo de su historia, se especula que fue redactada en algún momento del siglo X o IX, que los intelectuales de muy distintas eras lo recitaban de memoria y escribían inspirados en las composiciones poéticas del libro. Fue un libro maestro de muchas generaciones de poeta en Japón.De este modo, Narihira le imprimió al pueblo japonés una sensibilidad única por medio de la cual buscaban la sensibilidad dentro de todo lo existente. Ya fuera una noche de pasión o una rama podrida a la cual mecía el viento.

Dentro de las hojas del poema podemos encontrar el celebrado pasaje número cuatro en donde Narihira pronuncia uno de los poemas más famosos de la literatura japonesa; unos alegan que es el mejor poema de su idioma. En él, nuestro protagonista regresa después de un año a un lugar donde tuvo un encuentro con una mujer.

IV
¿No ha llegado la luna,

y la vieja primavera?
Solo yo permanezco .