REFUGEES WELCOME TO CATALONIA: A PRACTICAL GUIDE

lunes, 21 de abril de 2014

Gandhi y el sexo

Gandhi, a pesar de sus grandes logros no era en absoluto igualitario y estaba morbosamente obsesionado por el sexo. Bajo el punto de vista de , autora del texto que os reproduzco a continuación, no existe un auténtico pensamiento ético y democrático sin visión de género. Los datos que siguen no necesitan más comentarios.

Más info:  http://www.eldiario.es/donesenxarxa/Gandhi_6_242585750.html
ALGUNOS HECHOS PROBADOS SOBRE GANDHI

El libro de Rita Banerji, “Sex and Power: Defining History, Shaping Societies”, 2008, desvela aspectos generalmente desconocidos de la vida de Gandhi (1): 

  • Él creía que la menstruación era una manifestación de la distorsión del alma de la mujer por su sexualidad.
  • Durante la época de Gandhi en Sudáfrica, descubrió a un joven acosando a dos de sus seguidoras. Gandhi cortó personalmente el cabello de las niñas, para asegurar que "el ojo pecador" quedaba "esterilizado".  Se jactó del incidente en sus escritos, divulgando a todos los indios el mensaje de que las mujeres deben responsabilizarse de los ataques sexuales que sufren.
  • Gandhi creía que las mujeres indígenas que eran violadas perdían su valor como seres humanos. Sostuvo que los padres justificadamente, podían matar a sus hijas que habían sido agredidas sexualmente por el bien de la familia y el honor de la comunidad. Moderó su punto de vista hacia el final de su vida. También libró una guerra contra los anticonceptivos, etiquetando de putas a las mujeres indias que los utilizaban.
  • Se acostumbró a dormir con mujeres jóvenes desnudas, incluyendo a su propia sobrina nieta, con el fin de "probar" su compromiso de celibato.


Que Gandhi dormía con dos jóvenes o niñas, una a cada lado, está corroborado por múltiples autores y testigos como el Dr. L .R. Bali, autor de “Rangeela Gandhi” & “Kya Gandhi Mahatma The”. Las niñas que dormían con él aceptaron que se explicara en el libro(2). 

En su libro “The Sexual Teachings of the White Tigress: Secrets of the Female Taoist Masters”, Hsi Lai escribe que Gandhi "durmió periódicamente entre dos niñas vírgenes de doce años de edad. Él no hizo esto con el propósito de contacto sexual real, sino como una práctica antigua para rejuvenecer su energía masculina... Los taoístas llamaban a este método "usar el yin definitivo para reponer el yang.”

Gandhi creía que el sexo por placer era pecado, que la atracción sexual entre hombres y mujeres no era natural, que el esposo y la esposa debían vivir juntos como hermano y hermana, y que sólo debían tener relaciones sexuales con fines de procreación (extraído de “Gandhi a Memoir” de William Shirer.) Renunció al sexo a los 36 años, A la edad de 36 años decidió ser célibe: “es el deber de todos los indios reflexivos no casarse", exigiendo un voto similar de sus discípulos, y en 1936, a los 67 años, relataba  públicamente cuando tenía una polución nocturna(3).

En el 2010 Jad Adams publicó su libro “Gandhi: Naked Ambition”(4). En 1936 Gandhi fue fotografiado con su taparrabos de andar por casa,  mirando a través de sus gafas de alambre redondo, y apoyado en dos mujeres Abha y Sushila, vestidas con saries, a las que él mismo nombraba como 'walking sticks', mis bastones.

En su ashram, esposos y esposas se alojaban por separado, y si se sentían deseo, debían tomar un baño frío. Sin embargo, animaba a los jóvenes a bañarse y dormir juntos para que superaran la tentación. Si la naturaleza podía más que la voluntad, castigaba a las niñas cortándoles el pelo largo. Cuando uno de sus propios hijos tuvo relaciones con la esposa de otro hombre, Gandhi le impuso un ayuno total de siete días: "Si muere en el proceso no tenemos que arrepentirnos”.

A causa de la dieta de frutas y nueces que creía que reducía  sus impulsos sexuales, habitualmente estaba estreñido y pasaba horas en el baño. No le daba vergüenza animar a las mujeres a venir a visitarlo durante sus sesiones en el inodoro. Después, le daban masajes con aceite de mostaza y jugo de limón con él desnudo delante de ellas. Cada mañana su primera pregunta para Abha y Sushila era siempre: “¿Han tenido una buena evacuación esta mañana, hermanas?”

La adolescente Abha estaba casada con su sobrino nieto. Gandhi admitió que era muy difícil para él dormir junto a ella sin querer sexo, pero también reconoció que se trataba de un "experimento muy valioso". En cuanto a Sushila, la había tenido en su regazo cuando tenía seis años y le había pedido a su madre que se la diera a él como regalo. La joven se hizo médico, regresó al ashram y se convirtió en la médico personal de Gandhi. En 1938 Gandhi escribía sobre sus baños con Sushila: "Mientras ella se baña me mantengo con los ojos fuertemente cerrados, no sé cómo se baña, si lo hace desnuda o en ropa interior. Les puedo decir por el sonido que utiliza jabón. No he visto ninguna parte de su cuerpo que los demás no hayan visto”.

Gandhi mantuvo una gran indiferencia hacia sus propios hijos por ser el producto de su despreciable vida sexual, y cuando, a su vez, se convirtieron ellos mismos en seres sexuales, los rechazó. A partir de la muerte de Kasturba en 1944, Gandhi extremó sus “experimentos” sexuales, compartiendo cama con las mujeres de sus amigos seguidores. Deliberadamente se ponía en situaciones cada vez de más excitación sexual para demostrar el poder de la mente sobre la materia.

Para hacer las cosas aún más tentadoras, y su autocontrol más triunfante, tomó una mujer mucho más joven en su cama, rechazando en 1947 a la fiel Sushila de 33 años, que se sintió desterrada de su lado. La nueva chica fue Manu Gandhi, su sobrina-nieta de 18 años, a la que Kasturba había cuidado cuando perdió a su propia madre. Gandhi escribió a Manu, diciendo que ambicionaba que ella permaneciera virgen hasta el final de su vida: “Es posible que nos puedan matar los musulmanes en cualquier momento, y debemos poner a nuestra pureza  la prueba definitiva, así que deberíamos ofrecer el más puro de los sacrificios durmiendo desnudos”. Abha insistió en mantener su ropa puesta hasta el final. De hecho, ambas jóvenes caminaban a cada lado de él, cuando la bala asesina disparada por un hindú, finalmente lo mató a tiros.

[1] Women suffer from Gandhi's legacy por Michael Connellan, guardian.com.uk
[2] 25 Untold Truths About Gandhi, 2012, por Purvi Parikh. 
[3] Did Mahatma Gandhi sleep with virgins?, 2004   www.straightdope.com, por  Cecil Adams
[4] Sexual torment of a saint: A new book reveals Gandhi tortured himself with the young women who worshipped him, and often shared his bed, por Glenys Roberts www.dailymail.co.uk